• María Turón

Jenny Saville.

Actualizado: jun 23

Representa la forma humana sin tapujos. Su percepción del cuerpo es, por un lado hermoso en su gesto y a la vez sin tabúes y atrevido, en su representación. Conocida por sus monumentales representaciones de la forma femenina desnuda.




Instagram / Facebook


Nacida en 1970 en Cambridge, Inglaterra, Saville asistió a la Escuela de Arte de Glasgow de 1988 a 1992, y pasó un período en la Universidad de Cincinnati en 1991.

Sus estudios centraron su interés en las "imperfecciones" de la carne, con todas sus implicaciones sociales y tabúes.
En su estudio de 3.500 metros se ven enormes dibujos y pinturas están apoyados contra las paredes en un estudio que por lo demás está vacío. Algunos botes de pintura ordenados, grandes pinceles, imágenes fotográficas de esculturas del Renacimiento o la antigüedad, una mesa de trabajo o dos. Si usa libros como referencia, no se puede ver ninguno. Un dibujo turbulento de una figura, todos sus miembros y genitales con manchas rojas, arden inquietantemente en un rincón.


Saville había estado cautivada con los detalles del cuerpo desde que era niña; recuerda ver la obra de Tiziano y Tintoretto en viajes con su tío, y también observar cómo los dos pechos de su profesora de piano, apretados en su camisa, se convirtían en una gran masa.



Mientras estaba con una beca en Connecticut en 1994, Saville pudo estudiar la reconstrucción de la carne humana observando a un cirujano plástico. Fue formativo en su percepción del cuerpo captando tanto su resistencia como su fragilidad.

Exploró varias patologías médicas; cadáveres vistos en la morgue; examinó animales y carne; estudió escultura clásica y renacentista; y observó parejas entrelazadas, madres con sus hijos, individuos cuyos cuerpos desafían las dicotomías de género, y otras prácticas que le sirvieron para su formación.

A principios de 1990, Saville saltó a la fama y revitalizó la pintura figurativa contemporánea desafiando los límites del género y planteando preguntas sobre la percepción de la sociedad sobre el cuerpo.



Su trabajo revela una profunda conciencia, tanto intelectual como sensorial, de cómo se ha representado el cuerpo a lo largo del tiempo y en todas las culturas, desde la escultura antigua e hindú, el dibujo y la pintura del Renacimiento, pasando por el trabajo de artistas modernos como Henri Matisse, Willem de Kooning y Pablo Picasso.
"Las pinturas de Saville se niegan a encajar sin problemas en un arco histórico; en cambio, cada cuerpo se adelanta, autónomo, voluminoso y siempre negándose a esconderse."



Fuente: gagosian.com y royalacademy.org.uk


#Jennysaville #pintura




49 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo